Aumento de la epidemia de gripe

Continúa en ascenso la epidemia de gripe, con 1.543 nuevos pacientes en la primera semana de enero

Salud aconseja, si es necesario, acudir a los centros de Atención Primaria y hacer uso de los servicios de consejo telefónico -848 42 78 88- para atender mejor a todas las personas durante la epidemia

La onda gripal continúa su tendencia creciente en Navarra durante la primera semana de enero de 2017, en que se han registrado 1.543 nuevos casos y una incidencia de 246 casos por 100.000 habitantes, según datos del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.
Asimismo, en este periodo, se ha confirmado el diagnóstico de gripe en 87 pacientes hospitalizados, en su mayoría por el virus A (H3). En lo que va de temporada, la cifra alcanza 170 casos de gripe en personas ingresadas, de los que 8 han requerido ingreso en UCI y 7 han fallecido.
Por áreas, Estella continúa registrando la incidencia más alta, con 337 casos por 100.000 habitantes, y Tudela la más baja, con 153 por 100.000 habitantes.
La epidemia se ha propagado predominantemente entre la población adulta debido a que se ha producido en un periodo de vacaciones escolares. Con el retorno a la actividad escolar, cabe esperar que en las próximas semanas aumente la circulación gripal en menores.
Entre estos últimos, la onda de virus respiratoria sincitial (VRS) sigue descendiendo, pero todavía se mantiene circulación intensa. Esta semana se han confirmado 25 casos, con un porcentaje de detección del 52% entre los niños con clínica sugestiva. Por el contrario, han aumentado las confirmaciones de VRS en adultos con síntomas respiratorios.
Recomendaciones
El Departamento de Salud recuerda las recomendaciones habituales para hacer uso de los servicios sanitarios ante la gripe. Se aconseja consultar en el centro de salud si el proceso afecta a personas más vulnerables: niños menores de 2 años, embarazadas, personas con enfermedades crónicas, ancianos etc.; si existe un aumento de la dificultad respiratoria o la expectoración es verdosa o sanguinolenta; si la fiebre dura más de 4 días, es superior a 39 grados o reaparece tras haber estado sin fiebre 24 horas; y si aparece dolor o supuración de oídos, sarpullido o vómitos persistentes.
En el caso de que su centro de salud esté cerrado, llame al teléfono del Consejo Sanitario (848 42 78 88), acuda a los servicios de Urgencias Extrahospitalarias o llame al 112.
La gripe
La gripe es una enfermedad infecciosa de etiología vírica, cuyas manifestaciones varían desde
síntomas respiratorios semejantes a un resfriado común hasta procesos febriles de diversa gravedad.
Suele comenzar de forma brusca con fiebre y escalofríos, acompañados de dolor de cabeza, congestión nasal, dolor de garganta, malestar general, dolores musculares, pérdida de apetitos y tos seca. La tos, congestión y falta de energía pueden durar hasta dos semanas; la fiebre y el resto de síntomas suelen remitir en la mayoría de los casos en el plazo de una semana. En niños, las manifestaciones
gastrointestinales (náusea, vómitos, diarrea) pueden acompañar la fase respiratoria, mientras que en pacientes de edad avanzada es más frecuente la aparición de dificultad respiratoria, el empeoramiento de las patologías subyacentes y la ausencia de fiebre. Las complicaciones más frecuentes son la neumonía viral primaria o la infección respiratoria bacteriana secundaria, que también puede derivar en neumonía.
Se transmite fundamentalmente de persona a persona por vía aérea mediante partículas expulsadas al toser o estornudar. Estas partículas no permanecen suspendidas y para su transmisión es necesario un contacto cercano (1-2 metros). También puede transmitirse por contacto indirecto con superficies comunes, en las que el virus puede persistir durante horas o días en ambientes fríos y con baja humedad.
El periodo de incubación desde que una persona se infecta hasta la aparición de los primeros síntomas es de 1 a 3 días.
La primera medida para reducir la difusión del virus de la gripe es la adopción de medidas de higiene general que incluyen cubrirse la boca y nariz al toser o estornudar, bien con un pañuelo de papel o con la parte interior del codo, y lavarse las manos regularmente durante al menos un minuto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s