El Juzgado de lo Social número 3 de Logroño declara nulos los despidos en el FHC que recurrirá

El Juzgado de lo Social número 3 de los de Logroño, acaba de dictar sendas sentencias (nºs. 129/2018 y 130/2018), ambas de fecha 4 de mayo de 2018 y que han sido comunicadas a las partes demandantes en la tarde de ayer, declarando nulos de pleno derecho ambos despidos por vulneración de los derechos fundamentales de las trabajadoras despedidas.

En concreto, el fallo:

– Declara la nulidad radical de ambos despidos por vulneración, por la Gerencia – Patronato, del derecho fundamental a la libertad de expresión e información.

– En consecuencia, obliga a la reincorporación inmediata de las despedidas en las mismas condiciones previas al despido, es decir como coordinadoras de Logística-Compras y de Mantenimiento.

– Ordena el abono a las trabajadoras de todos los salarios tramitación dejados de percibir desde la fecha de despido (06/09/2017) hasta su efectiva incorporación.

– Condena a FHC a indemnizar, además, a cada una de las trabajadoras despedidas con la cantidad de 6.251,00 € euros como reparación por los daños morales causados.

El pasado 6 de septiembre de 2017, el Patronato de Fundación Hospital Calahorra (FHC), órgano de gobierno de la entidad presidido por la titular de la Consejería de Salud, acordó, a instancia de quien aún es Director-Gerente del centro, el despido de dos trabajadoras de FHC, ambas con competencias en ese momento de jefatura de servicio (“Coordinadoras”) y dilatada trayectoria profesional en FHC.

Las trabajadoras despedidas habían denunciado unos días antes, con prolijo soporte documental, notorias irregularidades en materia de contratación de bienes y servicios, responsabilidad del Director-Gerente. Tales denuncias fueron canalizadas hacia del Comité de Empresa de FHC, y a través de éste, puestas en conocimiento, precisamente, del Patronato del hospital y la propia Consejería de Salud.

Ante hechos tan graves, sólidamente fundamentados y lealmente comunicados a través del conducto reglamentario adecuado, el único proceder de la Gerencia de FHC fue ganar tiempo para “borrar el rastro” de las evidencias y, construir dos aparentes despidos disciplinarios para “matar” laboralmente (eso es un despido, la “muerte laboral”) a quienes leal y valientemente han puesto su deber profesional y de servicio público al interés general por delante de las presiones e intereses de terceros.

El comité de empresa de FHC asegura, “Queda para nosotros el sufrimiento padecido, reparado ahora por la constatación judicial de la injusticia que ello supuso. Quedan las manifestaciones del propio Ministerio Fiscal en los actos de ambos juicios cuando, con meridiana claridad, señaló que el comportamiento de las que fueron despedidas había sido en todo momento ejemplar, el correcto como servidoras públicas. La lealtad de un empleado público lo es para con la entidad y el conjunto de la ciudadanía a la que sirve, no para con el partido político que la dirige en un momento dado; es decir, su deber es cumplir la ley y denunciarlo cuando no se cumple o existe riesgo de que no se cumpla. Queda también, si nos permiten, una última reflexión: cuán frágil es la vida profesional, por intachable que sea, cuando unas falsas acusaciones pueden truncarla y destruirla vilmente con manifiesta injusticia, abocando a las víctimas a un calvario judicial -que quieren se padezca en soledad- y conforme a una legislación laboral que apenas permite un control de la realidad de lo sucedido. Brilla finalmente, eso sí, la dignidad y valía profesional de nuestras compañeras, algo que nosotros sabíamos perfectamente y que ahora es una certeza judicialmente declarada. También reconforta ver judicialmente reconocido que la defensa colectiva de un Comité de Empresa, de frente y por derecho, ha servido para algo.”

Por su parte, La Fundación Hospital de Calahorra recurrirá el fallo sobre los dos despidos. El centro sanitario mantiene que la decisión en ambos casos tiene una razón disciplinaria y reitera su interés de seguir aportando transparencia y rigor a los procesos de contratación de compras y suministros

El Gobierno anuncia hoy que la Fundación Hospital de Calahorra recurrirá el fallo de las sentencias dictadas por el Tribunal de lo Social Nº 3 de Logroño, sobre el despido de dos trabajadoras del centro que tuvo lugar el pasado 6 de septiembre.

La Fundación no está conforme con la estimación parcial que ha hecho la Juzgadora de las demandas presentadas por las dos trabajadoras, que ha llevado a declarar nulos los dos despidos disciplinarios llevados a cabo por la gerencia del centro hospitalario.

Los motivos esgrimidos en la sentencia insisten en fundamentar los despidos en la correlación temporal que existe entre la denuncia ante el Comité de Empresa  de una licitación administrativa y el posterior despido de ambas trabajadoras. La Fundación no puede mantener su conformidad ante esa estimación, puesto que las razones de los despidos tienen un origen disciplinario y se basaron en el cuestionamiento consciente a las directrices dadas desde la Gerencia, para solucionar en uno de los casos, las deficiencias existentes en un contrato, mientras que en el otro, el cuestionamiento a la Gerencia se basaba en meras suposiciones de intenciones, que no han podido ser demostradas en el proceso judicial.

La Fundación sí ha considerado procedente la desestimación que hace la sentencia de la pretendida nulidad de los despidos sobre la base de que los mismos se produjeron al tiempo de haberse solicitado por las trabajadoras la reducción de jornada por guarda legal, ya que la Juzgadora entiende que no atendían a la finalidad prevista legalmente, sino a la de mejorar su posición ante un despido cuya próxima comunicación esperaban, resultando tales solicitudes efectuadas en fraude de Ley.

Igualmente queda desestimada la existencia de vulneración del derecho fundamental a la indemnidad, por cuanto que no puede considerarse como indicio de dicha vulneración la denuncia presentada ante Inspección de Trabajo por el Comité de Empresa, dado que la misma fue presentada el mismo día que fueron comunicados los despidos, no habiendo quedado acreditada constancia alguna de que la Fundación Hospital de Calahorra tuviera conocimiento de tal denuncia.

Asimismo, tampoco merecen tal consideración las comparecencias efectuadas por las trabajadoras ante el Comité de Empresa, por cuanto que los hechos allí narrados no concernían tanto a la contravención de sus derechos laborales, sino a poner en conocimiento de ese órgano ciertos hechos sugestivos a su juicio de alguna irregularidad.

El despido de las dos trabajadoras de la Fundación, que ocupaban los cargos de coordinadora de Compras y coordinadora de Mantenimiento, respectivamente, se realizó el pasado 6 de septiembre sobre la base de una motivación meramente disciplinaria.

Desde el Sistema Público de Salud de La Rioja se quiere poner de relieve una vez más el compromiso con los profesionales del centro sanitario y manifestar su total seguridad de que todas estas actuaciones, que han tenido un origen basado en dar transparencia a todas las contrataciones que se llevan a cabo desde el centro sanitario, no afectarán al desarrollo de la actividad del centro sanitario. Igualmente, desde la Administración se seguirá trabajando para que todas las contrataciones de la Fundación, y de cualquier otro órgano administrativo, se hagan cumpliendo los criterios de rigor y transparencia.

NOTICIA RELACIONADA:

El Comite de empresa del FHC , pide explicaciones ante los 3 últimos despidos 

El comite de empresa del FHC, desolado

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s