Más de Cuatrocientas partidas en el Torneo de ajedrez Ribera del Ebro

avance

Durante los dos meses que median entre el 17 de noviembre y el 11 de enero el Club Ajedrez Alfaro ha vivido la décimo sexta edición de uno de sus torneos más emblemáticos, el Torneo Ribera del Ebro. Seis sedes han sido testigos del teatro de operaciones más extenso de todos los torneos del Club. Cuatrocientas veintiséis partidas. Cuatrocientos veintiséis reyes negros y cuatrocientos veintiséis reyes blancos estrecharon sus manos al inicio y al final de la contienda. A su lado la dama, que en otros idiomas es también llamada la reina (Reine / Queen), y que como nos contaba Leontxo García en sus charlas fue una aportación española al juego durante el reinado de Isabel la Católica. Ochocientas cincuenta y dos damas, o reinas, dominaron nuestras salas. A su lado otros tantos alfiles. La pieza que el francés la llama Fou, el bufón del reino, el inglés Bishop, el obispo, el italiano Alfiere, el abanderado o alférez, o el alemán Laüfer,  el corredor. Para la versión española, Alfil entronca con la palabra árabe Al-fil, que quiere decir el elefante de guerra. Atendiendo a esta raíz etimológica mil setecientos cuatro elefantes se pasearon por la ribera del Ebro, casi nada. Y el mismo número de caballos galoparon por los escaques de nuestros chavales. Al lado de otras más de mil setecientas torres, a las que la representación actual las sitúa como un edificio, como el castillo feudal, cuando en su origen se refería más bien al carro de combate.

Y no podemos olvidar al soldado de infantería que preside nuestra web, el humilde pero importante peón. Seis mil ochocientos veintiséis de estos infantes fueron lanzados a la batalla a lo largo de las doce partidas a ritmo de treinta minutos disputadas. Ritmo idóneo para que nuestros chicos cojan experiencia en partidas largas.

Infantes, caballeros, carros de combate, elefantes de guerra, reyes y reinas, evocan a batallas épicas de la antigüedad. Así hablamos por ejemplo de Maratón, las Termópilas, Troya, Salamina, Actium… O más recientemente Cintruénigo, Igea, Calahorra, Alfaro, Arnedo, Aldeanueva de Ebro…

Cintruénigo donde los chicos se estrenaron en el torneo, en el Hotel Alhama. Igea, que nos recibió con flores, y que confirmó una vez más que es un lugar de ajedrez. Calahorra donde se empezaron a ver enfrentamientos de favoritos entre sí. Alfaro, a tope con tres torneos de forma simultánea: Ribera, Navidad y Reyes. Arnedo, donde el Hotel Victoria nos recibe y nos hace estar muy a gusto. Y Aldeanueva, como broche final, en la ya habitual Sala Entreviñas.

La categoría A la ganó con autoridad Iñaki Docampo, venciendo en todas sus partidas. Segunda fue María Burgui, que solo cedió ante el propio Iñaki. Y tercero Daniel Carvajal. En el resto de premios Javier Ortega y Sarai Falcón como primer y segundo sub 12, Rodrigo Sanz y Juan Burgui como primer y segundo sub 10. Y Daniel Pérez y Levon Hovannysian como sub 8. Primera femenina Claudia Francés, y primero del Club Aimar Costoso.

La victoria fue para Agustín Moreno en la categoría B. Carmina Pérez, segunda clasificada. Marcos Méndez acabó como tercero. Diego Milagro el mejor sub 10. Y Elías Paúl el de segundo mejor sub 10. Para Matias Ruiz fue el premio al sub 8. Y el segundo premio para Blanca Lara. Los premios a las femeninas fueron para Sofía Navas en sub12, Martina Garrido en sub 10, y Alma Muro en sub 8.

La entrega de todos estos premios, como siempre, se hará en la celebración del día del Club.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s