Muere la que fuera directora del COAMI de Alfaro

Epitafio María Joaquina

Querida Mª Joaquina
Llegaste a Alfaro un día de la Virgen del Burgo allá por el año 1981. A partir de ese mismo momento empezaste a trabajar dando cada día lo mejor de ti misma.
32 años después, el día de tu despedida de Alfaro, los profesores te dedicaban estas palabras que definen muy bien tu paso por el Coami y tu vida:
“Mª Joaquina, hoy te queremos regalar un sencillo estuche con pinturas, símbolo indiscutible del mundo escolar en el que te has desenvuelto con la soltura que te ha caracterizado durante todos estos años en Alfaro.
Las pinturas que hay en su interior conforman, asimismo, la paleta de vivos colores que es tu vida, una vida entregada siempre a los demás sin cortapisas.
El color amarillo. El color de tu tierra, de tus raíces, de ese pueblo zamorano de Tierra de Campos llamado Villarrín de Campos, cuyos trigales te vieron crecer.
El color rojo. Representa tu fuerza, tu vitalidad, tu energía, el empuje y las ganas de vivir y de amar que corren por tus venas.
El color verde. Color de la esperanza, de la maleta cargada de ilusiones con la que profesaste como religiosa del ‘Amor Misericordioso’ y con la que llegaste a Alfaro, tu nueva casa, en mil novecientos ochenta y uno.
El color azul. El color de la armonía, la que has sabido transmitir al grupo de personas que te ha rodeado y a las que has apoyado siempre, tanto en los momentos buenos como en los no tan buenos.
El color dorado. Metáfora de lo que en nosotros representas. De todo lo que nos has legado: brillo interior y engranaje pulido que ha hecho mover hacia adelante una maquinaria tan difícil y complicada como la que mueve todo un Colegio, el ‘Amor Misericordioso’ de Alfaro.
Y, por último, el color blanco. El del mensaje “TODO POR AMOR” que te inculcó Madre Esperanza y se introdujo en ti hasta la médula.
Con estas palabras, rotos de dolor por no haberte podido despedir de esta vida como merecías, pero confiados en que nos seguirás cuidando desde el cielo, te decimos con todo nuestro cariño:
Descansa en paz para siempre en los brazos de tu Buen Jesús y únete a Madre Esperanza en un abrazo infinito.
Te queremos, María Joaquina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s