Registrado un nuevo positivo en Andosilla en las últimas horas

Nuevo positivo en la zona básica de San Adrián en el municipio de Andosilla, en el resto de localidades no se ha sumado ningún caso

Navarra detecta 65 nuevos casos positivos por COVID-19 tras realizar 1.752 pruebas

Ayer no se registraron nuevos fallecimientos causados por esta enfermedad y tampoco se notificaron decesos de días previos

Navarra detectó ayer 65 nuevos casos positivos de infección por COVID-19, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizar en el sistema público de salud 1.752 pruebas (1.031 PCR y 721 test de antígenos), con un 3,7% de positivos.

Desde el punto de vista epidemiológico de evolución de la pandemia, el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra indica que ayer se produjeron en la Comunidad Foral seis nuevos ingresos relacionados con esta enfermedad, ninguno en la UCI. Ayer no se registraron nuevos fallecimientos relacionados con el COVID-19 y tampoco se notificaron decesos de días previos. El número total de muertes por esta causa se mantiene, por tanto, en 886.

Por zonas, en Pamplona / Iruña y Comarca se registra el 55% de los positivos, en el Área de Tudela el 19% y en la de Estella-Lizarra, el 11% de los casos. Los demás positivos (15%) se reparten por otras zonas de Navarra.

Respecto a las y los profesionales sanitarios del Sistema Público de Salud afectados por COVID-19, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, en la actualidad hay 70 positivos activos y en la última semana se han producido 23 nuevos contagios. La plantilla está compuesta por casi 13.000 profesionales.

En cuanto a la distribución de los nuevos casos registrados por franjas de edad, los grupos mayoritarios son el de 45 a 59 años, con el 29%, y los de 30 a 44 años y de 60 a 75 años, con un 21% respectivamente. A continuación, se encuentran el grupo de 15 a 29 años, con un 15% de los casos, y el de mayores de 75 años, con un 8%. Por último, el tramo de menores de 15 años, con un 6% de los casos. La edad media de los nuevos casos se sitúa en los 45,6 años.

Respecto al género, el 55% de los casos son mujeres y el otro 45%, hombres.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), tras el balance de ingresos y altas, 171 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (dos menos que ayer), 31 de las cuales se encuentran en puestos UCI (dos menos que ayer) y otras 11 en hospitalización domiciliaria (tres menos que ayer). Los demás, 129 pacientes, están en planta. Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

La incidencia acumulada de infecciones por el virus, según los reportes diarios, se sitúa en Navarra en 39.802 casos.

Informe Epidemiológico semanal: descienden un 14% los nuevos casos

En el último Informe Epidemiológico del ISPLN, correspondiente a la semana del 23 al 29 de noviembre se han confirmado 834 casos por prueba PCR o test de antígeno (126 por 100.000 habitantes), con un descenso de un 14% respecto a la semana anterior. El 65% de estos nuevos casos eran sintomáticos y el 77% habían sido contactos de otros casos confirmados. El ámbito de transmisión en el domicilio sigue siendo el más frecuente (44%), seguido por los que desconocen el origen de la infección (22%), pero ambos han descendido notablemente. En cambio, ha aumentado un 29% la categoría de ‘otros’ que incluye los contactos sociales y familiares no convivientes. El ámbito escolar se asoció con el 7,5% de los contagios y el laboral con el 3,7%. 

El número de casos nuevos ha descendido en todos los grupos de edad, salvo en niños de 5 a 14 años, que han aumentado ligeramente (8%). Las mejoras más pronunciadas se observan en personas mayores. 

Las mayores tasas se observan en el grupo de 5 a 14 años (216 por 100.000), y las menores en los grupos de 55 años en adelante, que están en tasas inferiores a 100 casos por 100.000. El 87% de los niños menores de 5 años y el 52% de los de 5 a 14 habían adquirido la infección en el ámbito domiciliario, frente al 3% y 36% del ámbito escolar, respectivamente. 

La incidencia ha descendido en el Área de Salud de Pamplona (98 por 100.000) y se ha mantenido en las de Tudela (167 por 100.000) y Estella (186 por 100.000). 

Descienden los ingresos y las defunciones

Entre el 23 y 29 de noviembre, se produjeron 59 ingresos hospitalarios por COVID-19, frente a los 82 de la semana anterior, con un descenso del 28%. Los ingresos en UCI atribuibles a COVID-19 han pasado de 5 a 12, mientras que las defunciones por COVID-19 han descendido de 49 a 31. Más de la mitad de las defunciones se registraron en personas no institucionalizadas (18 de 31).

Entre los casos confirmados desde el 11 de mayo, el 6,4% requirió ingreso hospitalario, 7 de cada mil ingresó en UCI y 12,6 de cada mil falleció a causa del COVID-19. El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de COVID-19 desde el 11 de mayo es apreciable (1,5%) en menores de 5 años, desciende en niños de 5 a 14 años y aumenta progresivamente en los siguientes grupos de edad. A partir de 65 años la proporción de ingresados alcanzó el 18%, y a partir de los 85 años fue del 29%. Los ingresos en UCI se han producido a partir del grupo de 25 años y alcanzan el 3,6% en el grupo de 65 a 74 años. Los fallecimientos se produjeron en los grupos de 35 años en adelante y entre los casos de personas mayores de 85 años falleció el 20%.

Como conclusiones, el último Informe Epidemiológico del ISPLN señala que la transmisión y los ingresos por COVID-19 continúan descendiendo en Navarra y las defunciones se suman también a la tendencia descendente. Según el Informe, las intervenciones introducidas y la implicación de la ciudadanía han demostrado ser eficaces para reducir la transmisión

Navidades: días críticos con posible influencia en la transmisión

En el informe de Salud Pública se realiza, además, una previsión para las próximas semanas afirmando que no hay ningún método científico que permita predecir de forma fiable el curso de esta epidemia, en la que se están realizando numerosas intervenciones en función de la situación de cada momento. Los factores que van a marcar la situación en los próximos meses son, entre otros, que las condiciones meteorológicas van a continuar siendo favorables para la circulación del COVID-19, por lo que en cualquier momento podría reactivarse la transmisión, si se relajan las medidas preventivas. Como todavía no ha comenzado el invierno, hay tiempo para que pueda producirse una tercera onda de COVID-19 y, también, ondas de otros virus respiratorios, como el VRS y la gripe.

Aunque la proporción de personas inmunes en la población es todavía pequeña, en determinados entornos y en grupos clave, puede haber alcanzado niveles suficientes como para moderar la propagación del virus. Esto puede llevar a que nuevas ondas epidémicas sean más suaves. En el informe también se destaca que la desescalada de las medidas preventivas y situaciones que aumentan la interacción social, como las Navidades, son momentos críticos con posible influencia en la transmisión. El conocimiento y la experiencia adquirida por el sistema sanitario y por la sociedad sobre medidas efectivas para el control de la transmisión, bien utilizados, pueden ser de enorme utilidad para minimizar el impacto de posibles nuevas ondas epidémicas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s