Ocho nuevos positivos en la zona básica de San Adrián

La zona básica de San Adrián continua con el goteo de contagios y hoy se registran dos en esta localidad, tres en Andosilla y tres en Azagra.

Navarra detecta 206 nuevos positivos por COVID-19 en una jornada en la que se realizaron 3.226 pruebas

Ayer se registró un fallecimiento y hubo 19 nuevos ingresos hospitalarios, tres en UCI

Navarra detectó ayer 206 nuevos casos positivos de infección por COVID-19, según los datos facilitados por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN), tras realizar en el sistema público de salud 3.226 pruebas (2.231 pruebas PCR y 995 test de antígenos), con un 6,3% de positivos.

Ayer se produjeron 19 nuevos ingresos en la Comunidad Foral relacionados con esta enfermedad, tres de ellos en la UCI. Asimismo, se registró el fallecimiento de una mujer de 101 años. El número total de muertes confirmadas por esta causa en Navarra se sitúa en 997.

Por zonas, en Pamplona / Iruña y su comarca se registraron el 54% de los casos positivos, en el área de Tudela, el 16%, y en la de Estella-Lizarra, el 14%. Los demás positivos (16%) se reparten por otras zonas de Navarra.

Respecto a las y los profesionales sanitarios del sistema público de salud afectados por COVID-19, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea (SNS-O), en la actualidad hay 64 positivos activos y en la última semana se han producido 28 nuevos contagios. La plantilla está compuesta por alrededor de 13.000 profesionales.

En cuanto a la distribución por franjas de edad de los nuevos casos registrados, los grupos mayoritarios son el de 45 a 59 años, con el 22%, y el de 30 a 44 años, con el 20%. Le siguen los grupos de 15 a 29 años con el 18% y el de 60 a 75 años con el 17%. Finalmente, el grupo de menores de 15 años, con un 12% y los mayores de 75 años con un 11%. La edad media de los nuevos positivos está en los 45,7 años.

Con respecto al género, el 53% de los casos son hombres y el 47% mujeres.

Desde la perspectiva de la ocupación hospitalaria, según informa el Servicio Navarro de Salud-Osasunbidea, tras el balance de ingresos y altas, 170 personas permanecen ingresadas con y por COVID-19 (7 más que ayer), 18 de las cuales se encuentran en puestos UCI (dos más que ayer) y otras 22 en hospitalización domiciliaria (uno menos que ayer). Los demás, 130 pacientes, están en planta (6 más que ayer). Todas estas personas dieron positivo en una prueba PCR, sea esta infección o no el motivo de su ingreso hospitalario, y ocupan espacios COVID-19.

La incidencia acumulada de infecciones por el virus se sitúa en 45.703 casos en la Comunidad Foral.

14.812 dosis administradas

En cuanto al plan de vacunación, ayer se administraron 1.081 dosis, lo que eleva el número de dosis administradas hasta la fecha a 14.812. Continúa vacunándose en Refena al personal sociosanitario y esta semana ya se ha iniciado la vacunación a profesionales del ámbito sanitario, público y privado.

Suben los nuevos casos sobre todo en personas mayores de 74 años

En el último Informe Epidemiológico del ISPLN, correspondiente a la semana del 11 al 17 de enero, se han confirmado 1.440 casos por PCR o por antígeno (218 por 100.000 habitantes), con un aumento del 29% respecto a la semana anterior en la que se registraron 1.115 casos (169 por 100.000 habitantes). El 74% de estos nuevos casos eran sintomáticos, y el 72% habían sido contactos de otros casos confirmados. El ámbito de transmisión en el domicilio sigue siendo el más frecuente (37%), le siguen el ámbito social que incluye reuniones de familiares no convivientes (24%) y los que desconocen el origen de la infección (26%). La transmisión en centros socio-sanitarios ha causado el 8% de los casos.

Aumentan los casos en todos los grupos de edad, pero el más preocupante es el fuerte ascenso que continúa observándose en personas mayores de 74 años (83%), explicado en parte por la coincidencia de varios brotes en centros socio-sanitarios. El segundo ascenso más importante se observa en el grupo de 55 a 74 años (34%). Ambos, incrementos auguran un aumento de hospitalizaciones y defunciones en las próximas semanas. 

El grupo de 15 a 34 años sigue presentando la mayor tasa de incidencia (310 por 100.000 habitantes), pero llama la atención que son los mayores de 74 años quienes presentan la segunda tasa más alta (289 por 100.000). Las menores tasas se registran en menores de 5 años (154 por 100.000) y en el grupo de 5 a 14 años (134 por 100.000).

La incidencia ha aumentado en las tres Áreas de Salud, alcanzando 194 casos por 100.000 habitantes en la de Pamplona, 212 en la de Tudela y 234 en la de Estella.  

Aumentan los ingresos y las defunciones

Entre el 11 y el 17 de enero se produjeron 71 ingresos hospitalarios por COVID-19, frente a los 59 de la semana anterior. Los ingresos en UCI atribuibles a COVID-19 han pasado de 6 a 7 casos, mientras que las defunciones por COVID-19 se han duplicado, al pasar de 7 a 15.

Entre los casos confirmados desde el 11 de mayo, el 6,5% requirió ingreso hospitalario, 7 de cada mil ingresó en UCI y 13,9 de cada mil falleció a causa del COVID-19. El riesgo de hospitalización entre los casos confirmados de COVID-19 desde el 11 de mayo es apreciable (1,8%) en menores de 5 años, desciende en niños de 5 a 14 años, y aumenta progresivamente en los siguientes grupos de edad.  A partir de 65 años la proporción de ingresados alcanzó el 19%, y a partir de los 85 años fue del 31%. Los ingresos en UCI se han producido a partir del grupo de 25 años, y alcanzan el 3,8% en el grupo de 65 a 74 años. Los fallecimientos se produjeron en los grupos de 35 años en adelante, y entre los casos de mayores de 85 años fallecieron el 22%.

Detección de variantes de SARS-CoV-2 en Navarra

Entre las muestras de casos confirmados en Navarra que se han mandado a laboratorios de referencia para su caracterización genética, se ha detectado la presencia de la variante inglesa (VOC 202012/01) desde mediados de diciembre. En el Complejo Hospitalario de Navarra se ha analizado una muestra representativa de los SARS-CoV-2 detectados en Navarra entre el 4 y 13 de enero, encontrándose que un 4,7% de los casos tenían el Gen S negativo, lo cual es altamente sugestivo de la variante inglesa.

En el estudio epidemiológico de estos casos no se han detectado situaciones que hagan sospechar de un comportamiento diferente de esta variante en comparación con el resto de SARS-CoV-2 que circulan en Navarra. Esta variante se ha asociación con mayor transmisibilidad, pero no con mayor gravedad, ni con un menor efecto de la vacuna. Por tanto, la principal implicación de esta detección es la recomendación de mantener y reforzar las medidas preventivas

Reforzar medidas preventivas

Como conclusiones, el Informe destaca el aumento de la transmisión del COVID-19, de los ingresos y de las defunciones. Se mantiene la tendencia de la semana pasada, lo que todavía puede explicarse por la mayor interacción familiar y social que se produjo durante las fiestas de Navidad, y la recuperación de otros ámbitos de contactos que supone el retorno a la actividad cotidiana. Se requiere reforzar las medidas preventivas, evitando el contacto estrecho entre no convivientes: reunirse con pocas personas no convivientes, hacerlo al aire libre o en espacios bien ventilados, mantener todo el tiempo la mascarilla y distancia física.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s