Finaliza la restauración fluvial del Ebro en el paraje de La Nava en Alfaro

Esta actuación, integrada en el marco de la estrategia Ebro Resilience, permitirá reducir los daños ocasionados por las inundaciones y recuperar los ecosistemas de la zona

La obra de 2,2 millones de euros de presupuesto ha permitido la recuperación de 30 hectáreas de espacio fluvial retranqueando 1.376 metros de mota hacia la margen

La obra de La Nava ha sido la primera ejecutada dentro de la Estrategia Ebro Resilience que suma al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Confederación Hidrográfica del Ebro y los Gobiernos de La Rioja, Navarra y Aragón para reducir el riesgo de inundación en el tramo medio del Ebro entre Logroño y La Zaida (Zaragoza).

En el proyecto en el Paraje de La Nava, que acaba de concluirse, solo queda extender la capa de rodadura en los caminos de acceso y la colocación de señales de indicación y paneles informativos. La obra de 2,2 millones de euros de presupuesto ha permitido la recuperación de 30 hectáreas de espacio fluvial retranqueando 1.376 metros de mota hacia la margen. En total se han plantado 14.000 árboles (chopos, álamos, fresnos) y 17.000 arbustos (sauces, tamarices, cornejos, espinos, zarzamoras y rosales). Además, se ha creado un humedal que está interconectado con el cauce, creando un hábitat propicio para el visón europeo.

Otras actuaciones para reducir las inundaciones y mantener los ecosistemas

Junto con la actuación de La Nava, el Gobierno de La Rioja está llevando a cabo los trabajos para reubicar los pozos de abastecimiento de Alfaro que con frecuencia se ven afectados por las avenidas del río Ebro a su paso por el municipio. El consejero de Sostenibilidad y Transición Ecológica ha declarado que “las obras, en las que se invertirán 743.988,80 euros, se iniciaron hace dos meses y medio y está previsto que finalicen en agosto de 2021. Tras ello, la Confederación efectuará la construcción de una mota de protección de la nueva infraestructura generando un nuevo espacio fluvial al río Ebro en el entorno de El Estajao con una superficie cercana a las 20 hectáreas, actuación para la que el MITERD prevé destinar 1,9 millones de euros”.

Asimismo se desarrollará una actuación similar en el paraje de La Roza que se ha presentado a la convocatoria del programa LIFE de la Comisión Europea cuya resolución se dará a conocer en julio de 2021.

Otros tramos riojanos que están ya en estudio de alternativas técnicas para la reducción del riesgo de inundación son el de Logroño – Viana y el del Ebro y Ega en San Adrián – Calahorra – Azagra.

En la visita se ha recordado que Ebro Resilience, además de intervenciones como las de La Nava, incluye acciones medioambientales. Actualmente, a través de la Confederación, se está ejecutando el proyecto de retirada de flora invasora en riberas en Alfaro, que se ha visitado también esta mañana, Calahorra y Aldeanueva de Ebro.

El objetivo es recuperar zonas degradadas por la presencia de la especie alóctona invasora caña común (Arundo donax) y recuperarlas como espacio fluvial con especies de ribera. Con una inversión de 1,2 millones de euros, esta acción se extiende también a Navarra (Buñuel, Ribaforada y Tudela) y Aragón (El Galacho de Juslibol, Reserva de los Galachos de la Alfranca y en el Camino Natural de La Alfranca).

Por último, se encuentran en redacción 10 proyectos de permeabilización de azudes para mejora de la continuidad fluvial. De ellos, en cada Comunidad Autónoma, dentro de la Estrategia Ebro Resilience se ejecutará uno, en el caso de La Rioja, el Azud del Canal de Mendavia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s