Llega la fase final del proyecto AGRITOM2.0 para impulsar el cultivo del tomate

Ctic Cita, Cooperativa El Raso, Universidad de La Rioja y Fundación
Caja Rioja presentan la fase final del proyecto AGRITOM2.0 para impulsar el cultivo del tomate

Ctic Cita, Cooperativa El Raso, Universidad de La Rioja y Fundación
Caja Rioja han presentado hoy, jueves 27 de mayo, la nueva campaña en
el campo experimental del proyecto AGRITOM 2.0., un proyecto para
impulsar el cultivo del tomate en la Comunidad Autónoma. Se trata de
una experiencia piloto basada en la mejora de la eficiencia y de las
buenas prácticas agrícolas.

AGRITOM2.0 ha plantado el último ensayo en su campo experimental de
Calahorra que le permitirá obtener los parámetros que posibiliten el
impulso del cultivo de tomate en La Rioja. La recuperación de este
cultivo pasa por diagnosticar las prácticas más adecuadas y los modos
más eficaces para que su producción sea lo suficientemente atractiva
para nuestros agricultores y puedan considerar su plantación para
abastecer una industria con demanda creciente de este producto.

El proyecto espera ratificar los buenos indicadores sobre producción y
calidad obtenidos en las pasadas campañas y matizar las prácticas más
adecuadas para su cultivo quedando únicamente precisar las
características que debe tener la explotación para que la rentabilidad
se convierta en una realidad operativa.

La campaña pasada evidenció el buen comportamiento de las variedades
analizadas en general y el comportamiento más adecuado de los
acolchados biodegradables no solo por su funcionalidad sino también por
el impacto que representaba su empleo. Los cortes de agua no fueron
demasiado significativos ante la gran producción obtenida.

Con esta perspectiva, Germán Soldevilla, coordinador del proyecto ha
señalado que se retoma el estudio y comportamiento del cultivo
cambiando pequeños aspectos técnicos para precisar los parámetros que
se están estudiando sin modificar la esencia del proyecto. Se
continuará con las 9 variedades, se mantienen el acochado biodegradable
y los cortes de riego y el control del agua ajustado del agua según las
necesidades detectadas por los técnicos específica del cultivo.
Solamente se modifica que se ensanchan las calles para favorecer la
limpieza mecánica de hierbas y limitar aún más el uso de herbicidas y
la instalación de trampas Delta para el control del gusano taladro
“heliothis” para controlarlo y optimizar el uso de los insecticidas
Esperamos que se ratifiquen las buenas perspectivas para que solamente
quede la disposición de los terrenos para que convenzan al agricultor
de lo adecuado de este cultivo en nuestra zona.

Daniel Blanco, ingeniero de la Cooperativa El Raso ha reseñado que la
plantación en la parcela experimental de Calahorra se ha realizado con
un pequeño retraso de las fechas habituales y previstas por las lluvias
que hubo hace unos diez días, pero sin que esto modifique las
condiciones de las campañas precedentes en lo que a la práctica
agraria se refiere. Confiemos que la climatología y las plagas permitan
también homogeneidad en el comportamiento con las temporadas
anteriores.

Como se puede ver, hace unos cuarenta días se procedió a la siembra de
las variedades en el vivero de Javier Garrido que ahora se ha procedido
a plantar tras su óptimo desarrollo. La preparación del campo por
parte de José Bazo y Eli Rivas de la Cooperativa El Raso y de los
plásticos con Roberto Vázquez han protagonizado los trabajos
realizados en este año.

La sostenibilidad de este cultivo es uno de los parámetros que más se
van a revelar en esta tercera campaña, conocedores ya de la tendencia
que lleva el estudio desde temporadas anteriores. La Universidad de La
Rioja en breve avanzará estas conclusiones que pueden ser capitales
para las decisiones que tuviera que adoptar un cultivador de tomate en
un mundo donde la práctica respetuosa con el medio y sostenible tienen
cada vez mayor importancia en la demanda del producto final, además de
su precio y calidad. El impacto de la huella de carbono va a ser un
parámetro para tener muy en cuenta en las explotaciones agrarias, ha
señalado el catedrático de Ingeniería de Sistemas Emilio Jiménez.

Esperamos que esta campaña que hoy se planta nos permita dar a conocer
los parámetros más adecuados para fomentar el cultivo del tomate en La
Rioja. Os pedimos, ha señalado Francisco Burgos de la Fundación Caja
Rioja que como hasta ahora nos ayudéis a difundir este estudio y más
aún cuando tengamos que animar a participar a los agricultores en la
presentación de los resultados obtenidos para que entre todos se pueda
impulsar el cultivo de tomate en La Rioja recuperando la actividad
agraria antes existente bajo nuevas perspectivas.

Ctic Cita, Cooperativa El Raso, Universidad de La Rioja y Fundación
Caja Rioja han mostrado el campo experimental plantando las distintas
variedades que, tras diversos cortes en el riego, el uso de
fitosanitarios adecuados, permitirán analizar las características del
fruto en el laboratorio, sus grados brix, y determinar las más
apropiadas para el mejor rendimiento para el agricultor, con el menor
impacto ambiental.

Por último, recordar que, el proyecto está financiado por el Fondo
Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), en colaboración con la
Asociación Europea de Innovación para productividad y sostenibilidad
agrícola (AEI-agri) y el Programa de Desarrollo Rural de La Rioja
2014-2020 y concluirá en 2021.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s